ELISABET RICOL -LISE LONDON- (Montceau-les-Mines -Francia-1916 / París, 2012)

VIDA DE PELÍCULA NARRADA EN SU CASA DE PARÍS

“Abren las puertas. Oficiales de las SS sujetan de las correas a los perros lobos que nos huelen y ladran P1410998mostrando sus colmillos amenazadores. Nuestro pánico les divierte enormemente. ¿Quién es ese monigote calvo y ridículo que se mueve lanzando órdenes y empujándonos? Lo sabremos más adelante: es un preso común que las SS utilizan como traductor y ejecutor de sus vilezas. ¿Y esa histérica, con gafas y enormes pendientes, que nos golpea los brazos y grita como si quisiera calmar sus propios nervios? Se trata de nuestra guardiana jefa, una mujer completamente desequilibrada. Así empieza nuestro descenso a los infiernos”…. 

“Las Aufseherinnen ya están aquí. Normalmente acuden en parejas. Jóvenes, coquetas, bien peinadas, la mirada arrogante y desdeñosa que nos dirigen revela su convencimiento de pertenecer a la raza de los señores… Una de ellas lleva un perro lobo amaestrado dispuesto a atacar. Con aire de expertas observan las filas y verifican si están al completo, cuentan y multiplican por cinco: la cifra es exacta. Este ritual se repetirá todas las mañana y todas las noches prolongándose así aún más las doce horas de trabajo forzado de las desgraciadas mujeres presas, extenuadas y literalmente muertas de hambre” ….  (Textos extraídos de ‘Memorias de la Resistencia’, de Elisabet Ricol)

P1420125Elisabet Ricol es una de las tres mujeres de “Vivos en el averno nazi”. La conocí en el año 2010. Había entrevistado meses atrás a las deportadas Neus Català en su casa de Rubí (Barcelona) cuando todavía vivía allí y a Conchita Grangé Ramos en Toulouse, ambas luchadoras de la Resistencia. No había más españolas vivas para contar cómo sobrevivieron al infierno nazi. Carmen Cuevas, residente en París, se encontraba en un pésimo estado de salud, no recibía visitas y, pocos meses después, supe de su fallecimiento. Quedaba solamente por conocer a Elisabet Ricol, de raíces aragonesas, más conocida como Lise London por su marido Artur London (1915-1986), escritor y político checoslovaco que estuvo preso en Mauthausen.

Lise, que falleció en marzo de 2012 en un hospital de París, era francesa de padres Lise y Artur Londonespañoles, de Teruel. Dos años antes tuve la suerte de visitarla y conversar con esta veterana en su domicilio. Había leído sus “Memorias de la Resistencia” y quería conocer a aquella mujer que había luchado contra el fascismo, que había participado en la Guerra Civil española como Brigadista Internacional y que había actuado enérgicamente desde la Resistencia. Su constante batalla le acarreó graves consecuencias: el arresto, la tortura, la cárcel y una condena a muerte finalmente conmutada. Finalmente sería deportada a los campos nazis y, tras la liberación, apartada durante años de su segundo esposo por el régimen estalinista checo, Artur London, también Brigadista.

Ambos, intelectuales, comunistas y luchadores incansables jamás se rindieron. Artur falleció en el año 1986. Su historia de amor, guerra, separaciones y reencuentros está repleta de emoción, solidaridad y sacrificio en pro de la libertad y unos ideales.

P1420180Fueron más de dos horas de entrevista, algo inesperado pues me alertaron previamente de su salud debilitada.

Quedaron muchas cosas en el tintero, pero sólo por el hecho de conocerla a ella, su entorno, su espacio, algo más íntimo y cercano, había valido la pena sobremanera.

VIVOS EN EL AVERNO NAZI (Ed. Crítica)

(cortes de dos minutos, baja resolución)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*