LA ISLA DE SRI LANKA Y EL MÍTICO PUENTE SOBRE EL RÍO KWAI

???????????????????????????????Maravillosa isla Sri Lanka, la antigua Ceilán, ubicada a unos 40 kilómetros de India. He tenido la oportunidad de pisar el suelo de esta fantástica tierra repleta de rincones insospechados, una población humilde y pacífica y una religión mayoritariamente budista, con un 15 % de hinduistas y entre un 7 o un 8 % de cristianos y musulmanes. Sus idiomas oficiales son el cingalés y el tamil, aunque los jóvenes hablan inglés especialmente en las zonas más turísticas.

Alguien me preguntó: ¿sabes dónde se rodó la película “El puente sobre el río Kwai”, dónde crearon una réplica del puente? En Sri Lanka.

De entre las múltiples rutas que llevamos a cabo para descubrir el país y conocer más  su cultura y su pasado, también nos adentramos hasta su selva.  Allí, en aquél paradisíaco lugar, conocimos a los “guardianes”, por así decirlo, de lo que queda de aquél mítico puente. Son la memoria del lugar, un matrimonio especial. Mientras el marido mostraba las hojas de una revista bastante despedazada con un reportaje –The River Kwai Bridge– dedicado al famoso puente y a toda la trama que rodea a la película (fía férrea, campos de concentración),su esposa contaba que su padre había formado parte del elenco de figurantes de la película y se sentía orgullosa.

???????????????????????????????El film, una coproducción británico-estadounidense de 1957 que ganó varios premios Óscar, fue protagonizado por actores tan conocidos como Alec Guinness o William Holden. Está basado en la novela homónima que Pierre Boulle (1912-1994) escribió en el año 1952 inspirándose en los hechos reales ocurridos en la selva de Tailandia durante la Segunda Guerra Mundial. Precisamente Pierre Boulle luchó durante la segunda guerra mundial en Asia, según parece, en Birmania e Indochina. Y por cierto, también escribió “El planeta de los Simios”.

“El puente sobre el río Kwai” recoge la historia de la construcción de la línea del ferrocarril de Birmania de 1942 a 1943, la misma que se cobró la vida de miles de prisioneros de guerra ingleses, australianos, malayos, birmanos y neozelandeses que trabajaron como mano de obra. El puente fue destruido por bombas de la aviación estadounidense en 1945 pero después de la guerra fue reconstruido. La película fue rodada en el Reino Unido y en Sri Lanka, donde se construyó un puente de madera en plena selva, sólo para dinamitarlo. Cuentan que se llegaron a invertir sólo para ese fin unos 250.000 dólares y su construcción duró meses antes del inicio del rodaje.

Hoy, recordar su historia y mostrar el poco material gráfico que tienen es uno de los pocos recursos económicos de este matrimonio que, a cambio de una mínima cantidad de propina, acompañan hasta la zona del puente, dentro de la zona selvática de Sri Lanka, a menos de media hora caminando de donde los encontramos.

???????????????????????????????El paisaje es increíble. Muy cerca encontramos otro puente, en este caso basculante, que mostraba una vez más las maravillosas vistas del país. Eso sí, no apto para quienes sufran de vértigo o tengan miedo a las alturas pues el puente es largo y se balancea notablemente. Un cartel anuncia en cingalés y en inglés el peligro de caminar más de tres personas.

Luego seguiríamos la ruta por este país hasta llegar a uno de los lugares que más me impactó: Dambulla, a 148 kilómetros de la capital, Colombo. Es un complejo de cuevas convertidas en un gran templo: el Templo de Oro de Dambulla, el más grande y mejor conservado de Sri Lanka, declarado Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Sus cuevas, estatuas y pinturas son reflejo de la ancestral presencia del budismo en la isla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*