NANETTE BLITZ KONIG: “El reencuentro con Ana Frank en Bergen-Belsen fue inolvidable”

Nanette en su casa de Sao PauloA mediados de marzo de 2015 el Canal National Geographic estrenó el documental ‘Ana Frank, la historia jamás contada’ en el que nos aproxima al infierno que vivió los últimos días de su vida en el campo de concentración de Bergen-Belsen, en Alemania, donde murió de tifus. Es interesante el relato de dos mujeres que fueron sus amigas en Ámsterdam y que, posteriormente, se reencontraron en Bergen-Belsen. Estos dos testimonios son: Hannah Pick-Goslar y Nanette Blitz Konig.

¿Quién es Nanette? Hace un cierto tiempo publiqué junto con el periodista Pablo Villarrubia un artículo en El País Semanal sobre la terrible experiencia de Nanette Blitz Konig, una mujer fuerte, enérgica, positiva, que recordaba desde su casa de Brasil aquél pasado en los campos nazis, su amistad con Ana Frank y el exterminio de su propia familia.

Nanette Blitz Konig El Pais Semanal (reportaje)

El contacto fue posible gracias a la buena amiga e historiadora Maria Luiza Tucci Carneiro, especialista en racismo y antisemitismo del departamento de Historia de la Universidad de Sao Paulo, que dirige el proyecto Arqshoah –archivo virtual del Holocausto- en colaboración con la investigadora Rachel Mizrahi, siempre en busca de testimonios.

web Arqshoah con datos de Nanette

  ¿Qué tuvieron en común Nanette y Ana Frank? Fueron amigas de colegio en Amsterdam y, tras estallar la segunda guerra mundial, se reencontraron en el campo de concentración de Bergen-Belsen.Foto Ana Frank sello alemán

Ni Ana ni yo tuvimos adolescencia, pasamos de ser niñas a ser adultas; de estar juntas en clase a ser deportadas en un campo de concentración nazi.

Relatos escalofriantes, de persecución, de traiciones, de horrores del campo, de reencuentros inolvidables…

Nanette Blitz Konig es holandesa, nacida en el seno de una familia judía acomodada de Amsterdam en 1929. Su padre, gerente del Banco de Ámsterdam, su madre, nacida en Kimberly -África del Sur- y su hermano, fueron deportados a campos de concentración. Jamás regresaron.

Cuando en mayo de 1940 las tropas alemanas ocuparon Holanda, país que cinco días más tarde capituló, el antisemitismo latente que ya existía se transformó en una implacable persecución. Objetivo: destruir la colonia holandesa judía que, a partir de marzo de 1941, fue obligada a registrarse. Se implantaron todo tipo de restricciones, incluso se hizo obligatorio declarar el número de estudiantes judíos en las escuelas, lo que conllevó la creación de escuelas específicas para ellos.

Pasaporte Nanette (1)Fue en una de estas escuelas donde Ana y Nanette, entonces con doce años, coincidieron, en la misma clase, entre octubre de 1941 y julio de 1942, fecha en que la familia Frank desapareció con su familia para esconderse.

Un momento significativo de su relación nos hace remontar a la fiesta de aniversario de Ana, en junio de 1942:

Fui a su fiesta de cumpleaños con otras amigas de la clase. Cumplía trece años. Fue cuando recibió un regalo especial de sus padres: el primer diario, el mismo que años después sería tan importante. Yo también le hice un obsequio, le regalé un broche.

NANNETTE BLITZ KONIGDetención y deportación de la familia Blitz
En septiembre de 1943, cuando los Frank aún permanecían ocultos en su escondite, la familia de Nanette fue detenida y deportada.

-Aún puedo escuchar los golpes en la puerta, los gritos, el desconcierto… es algo que no se transmite, la deshumanización…Entraron dos hombres de la Gestapo que gritaban Schnell, schnell!! –que significa rápido en alemán-. Golpeaban la puerta salvajemente. Tuvimos que salir muy rápido, a empujones.

Fueron conducidos al campo de transición de Westerbork, al noreste de Holanda, y meses después, en febrero de 1944, trasladados a Bergen-Belsen. La vida en el campo era una constante lucha por la supervivencia: hambre, disentería, enfermedades, frío, horas de pie a la intemperie, perros entrenados para despedazar a los presosNúmero Identificación que le dieron los nazis

El Padre de Nanette murió en Bergen-Belsen. Poco después, su hermano sería deportado al campo de Oranienburg, en Alemania, donde fallecería y su madre llegaría a Magdeburg, cerca de Beendorf, Alemania, para trabajar en una mina de sal a 700 metros bajo el suelo para fabricar piezas de aviones. Tampoco sobreviviría.

Reencuentro con Ana Frank antes de morir
A finales de 1944 Nanette se quedó sola en Bergen-Belsen, sin familia. Es en este campo donde vería de nuevo a Ana Frank, que llegaba procedente de Auschwitz hacia el mes de noviembre de 1944. El reencuentro no se produciría hasta poco antes de la muerte de Ana, quizá un mes antes:

Casi no nos reconocimos por nuestro aspecto; ella estaba muy debilitada, casi reducida a un mero esqueleto. Estaba muerta de frío, temblando, envuelta en una manta raída, no aguantaba más los piojos, no sabía cómo resistir aquello…Conseguí abrazarla. Jamás olvidaré nuestro dramático y emocionante reencuentro.

Le contó cómo había permanecido escondida su familia antes de ser deportada y el interés que tenía por publicar su Diario en formato libro una vez finalizara la guerra. Sus ilusiones se vieron truncadas por una epidemia de fiebre tifoidea hacia el mes de marzo de 1945, casi a las puertas de la liberación por las fuerzas británicas.

-Al final los crematorios de Bergen-Belsen no daban abasto. Al entrar los ingleses para liberar el campo se encontraron con montones de cuerpos. Aquella noche la muerte seguía rondando. Había una forma peculiar de roncar que denotaba si una persona iba a morir…

Con tan sólo 30 kilos de peso y tras enfermar gravemente, Nanette sobrevivió de milagrocarta Otto Frank y respuesta Nany (1). Fue internada en un sanatorio durante tres años hasta que logró recuperarse. Allí, en octubre de 1945, recibió una peculiar visita, Otto Frank. Le dijo que tenía el diario de su hija y quería publicarlo. Con el tiempo y una vez recuperada, se trasladó a Inglaterra, estudió, trabajó como secretaria en un banco comercial y en 1953 se casaría con John Frederik Konig, un ingeniero húngaro que, al finalizar la segunda guerra mundial intentaba reagrupar a su familia en Brasil.

(Fragmentos de la entrevista y del artículo en EPS) (Fotos de Nanette de Pablo Villarrubia)

Un pensamiento en “NANETTE BLITZ KONIG: “El reencuentro con Ana Frank en Bergen-Belsen fue inolvidable”

  1. Que triste el final de Ana frank, nanette blitz estará en la feria del libro en Bogotá a donde espero ir a una conferencia que realizará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*