LUIS ESTAÑ ALFONSEA (Callosa de Segura –Alicante- 1917 – 2010)

“EL ASTURIAS, EL KAPO MÁS TEMIDO, ME PROTEGIÓ”
Exif_JPEG_PICTURE
“El animal más feroz de la tierra es el hombre. Qué pocas personas, qué pocos animales hay que maten para divertirse…. Allí, en Mauthausen, en Gusen, eso era cada día, con los SS, con los kapos. En el campo debías ir siempre escondiéndote, pasar inadvertido, controlando lo que tenías que hacer, estar siempre atento, muy atento….y ser rápido, muy rápido. Luego, tras la liberación, fuera del campo, también me costó mucho superarlo, no sabía qué debía hacer. Esas cosas no se borran en mucho tiempo”.
Esto es lo que decía Luis Estañ (Callosa de Segura, Alicante) una y otra vez cuando fui a entrevistarle en su casa (2010). Lo contaba tal como era él, sincero, inocente, experimentado… y con horror, el horror del que ha visto de cerca la muerte de sus compañeros y la suya propia en un mundo retorcido y grotesco, repleto de traiciones. Eso era Gusen (campo de concentración anexo a Mauthausen, Austria) y él todavía tenía pesadillas por las noches.
Exif_JPEG_PICTUREMostró imágenes del pasado, de entre las cuales destacaba una fotografía enmarcada con tres hombres abrazados. Eran los tres supervivientes valencianos del campo de Mauthausen: el propio Luis Estañ, Paco Aura y Paco Batiste. Se habían reencontrado años después de la liberación y quedaban inmortalizados en aquella imagen de tantos años atrás.Una cruel infancia, Guerra Civil, exilio, campo de internamiento francés Argelès-sur-Mer, II Guerra Mundial, lucha y captura en Dunkerque de su compañía por la Wehrmacht, prisionero de guerra en el Stalag XII D en Trier, Renania-Palatinado (Alemania) y, en enero de 1941 Mauthausen-Gusen. Un largo recorrido.
-Los primeros días estas allí y no sabes que hacer…no sabes por dónde tirar…. La Exif_JPEG_PICTUREverdad, en estos sitios entras y casi automáticamente te quedas en blanco. Para cuando puedes reaccionar un poco solo tienes una obsesión: la supervivencia. Estas cosas hay que vivirlas… Fíjate, estas en Mauthausen, llega una expedición de por ejemplo…. 200 hombres… y al cabo de pocos días solamente quedaban catorce. Todo iba así, rápido, muriendo rápido. A veces lo mejor era dedicarte a escurrir el bulto. Eso sí, nunca me metí con nadie ni hablé de nadie, ni de sus ideas políticas quien las tuviera…-dice Luís con el convencimiento de la honestidad, para seguir afirmando:
Exif_JPEG_PICTURELuis Estañ es uno de los pocos hombres, tal vez el único, que puede decir que ha trabajado para dos de los españoles más temidos de Mauthausen y de Gusen, dos hombres con autoridad ante los SS. Y, por un motivo u otro, sobrevivió, en gran parte, gracias a ellos.Uno era “el Asturias”, en Gusen, convertido en Kapo, más aún, en Oberkapo (jefe de kapos) y conocido como Napoleón o el Matajudíos, lo cual ya denota su carácter y proceder.Estañ es uno de los 20 protagonistas de “Vivos en el averno nazi” (Ed. Crítica). Su Exif_JPEG_PICTUREtestimonio ha quedado en buenas manos, la de su familia y, especialmente la de su nieto Gabriel (foto), que es el depositario de sus recuerdos, el heredero de su memoria.
VIVOS EN EL AVERNO NAZI (Ed. Crítica)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*