MUJERES ESPAÑOLAS EN EL INFIERNO DE RAVENSBRÜCK

Neus Català en 2010MUJERES ESPAÑOLAS EN EL INFIERNO DE RAVENSBRÜCK (El País Semanal)

Con 22 grados bajo cero, a las tres de la madrugada del 3 de febrero de 1944, 1.000 mujeres entramos en Ravensbrück. Con 10 SS y sus 10 ametralladoras, con 10 perros lobos dispuestos a devorarnos, empujadas bestialmente, hicimos nuestra entrada triunfal en el mundo de los muertos.  (cita del libro ‘De la resistencia y la deportación. Testimonio de 50 mujeres’ de Neus Català)

“Nos pusieron a todas una inyección para eliminarnos la mneus catalàenstruación. decían que seríamos más productivas” (Neus Català)

“Vi mujeres con cicatrices horribles. Les operaron las piernas para experimentar, se les veía el hueso” (Conchita Grangé)

‘En ravensbrück fueron gaseadas unas 6.000. pero al mes morían unas 1.000 por enfermedades y falta de higiene’ (Lise London)

Dantesca y cruel. Así fue la entrada de miles de mujeres en uno de los peores campos nazis durante la II Guerra Mundial: Ravensbrück, cerca del pueblo de Fürstenberg, un lugar pantanoso unos 90 kilómetros al norte de Berlín. Una gran mayoría fueron presas por motivos políticos: luchaban contra el fascismo. Las españolas también. Habían combatido para defender la libertad y los valores de la II República durante la guerra civil española, pero Franco ganó la batalla y el exilio fue inevitable.

Terminaba la GuerraP1510068 Civil en febrero de 1939 y en septiembre de ese mismo año comenzaba la II Guerra Mundial y la expansión de Hitler. De una u otra forma, sin importar nacionalidades, todas lucharon por unos ideales: colaboraron con la Resistencia, sirvieron de enlaces o combatieron como antiguas brigadistas internacionales. Un día fueron capturadas por la Gestapo y conducidas a los campos de concentración.

De la deportación femenina siempre se ha hablado menos. SufrieExif_JPEG_PICTUREron todos, hombres y mujeres, pero a ellas habría que añadir otros sufrimientos adicionales, los que se desprenden de su propia condición de mujer: experimentos médicos, esterilización, eliminación de sus hijos ante su presencia e incluso prostitución.

El impacto físico y psicológico generado en ellas creó una larga etapa de silencio e introspección…..

Para leer el reportaje completo en pdf:  MUJERES SUPERVIVIENTES EL PAIS

O en link de El País: http://elpais.com/diario/2010/06/13/eps/1276410417_850215.html

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*